AIE: CINE Y BENEFICIOS (3): Sacando el máximo partido a la AIE

Estos días, despúes del parentesis vacacional, la actividad en nuestro sector es frenética ya que nuestra deadline para producir en el 2020 acaba el 31 de Diciembre. Imbuido en esta voraginé, estoy reuniendomé con diferentes asesores de inversiones para financiar tres proyectos que intentamos producir en el 2020. Juego en campo contrario, ya que estos asesores están acostumbrados a invertir en una producción que ya tenga el 90% financiado, de esta manera ellos crean una AIE donde el productor cede ese 90% financiado y ellos lo compran por un 10% y se imputarán la Bonificación Fiscal y las Bin’s Negativas sobre el 100% de la producción, en definitiva ponen 10 y reciben 15 de desgravación, o sea, ganan 5 si o si.

Como decía, juego en campo contrario ya que cómo he explicado en los dos post anteriores nuestra producciones van a beneficio, es decir, si no obtienen un beneficio económico optan al beneficio fiscal y si lo obtienen pagan sobre dichos beneficios. Yo puedo entender cualquier objeción al sistema, faltaría más, pero hay dos objeciones estrella, la primera me indigna porque delante mio tengo a gente preparada en el campo de las inversiones y analisis de operaciones, y la segunda la puedo entender por la operativa a la que están acostumbrados y que he explicado al inicio de este post . Estas objeciones recurrentes son: «mi inversor no quiere riesgos», o su versión de: «quiere una inversión garantizada» (sic), y la otra es «¿Y si la película obtiene cero ingresos?»

A la primera objeción es fácil contra argumentar, toda inversión conlleva un riesgo intrínseco peró a diferencia de otras inversiones si todo va mal recuperará, en el peor de los casos, el 100% de su inversión vía fiscal, y a la segunda, les explico que nosotros antes de dar el visto bueno a una producción, hemos no solo tenido que aprobar el guion final, sino también escoger el cásting y elaborar un plan de marketing para su estreno en salas, y es aqui donde reside el core business de nuestra productora frente al resto, en el lanzamiento, por eso cuidamos mucho toda la cadena de valor; preproducción, producción, postproducción y distribución.

No les convence, cómo tampoco les convence cuando les explicamos que nuestra AIE actúa (salvando las distancias) cómo un fondo y que ésta crea tanta AIE’s como producciones tenemos, no entienden por qué su dinero se divide en diferentes producciones y no la concentramos en una sola producción ya que así cubriremos el presupuesto mucho antes, la razón es simple aplicamos el principio de diversificación del mundo de las finanzas, la lógica de este principio es que una inversión diversificada producirá, en promedio, mayores rendimientos y tendrá menos riesgo que cualquier inversión en una sola película. El siguiente gráfico nos muestra como se estructuraría:

Esta estructura es muy flexible porque admite tanto inversores en la AIE principal como en las especificas de cada proyecto, con lo que conseguimos un target de inversores muy amplio.

A modo de conclusión, queremos que los inversores que confian en nuestras producciones lo vuelvan hacer, y así garantizarnos la financiación a largo plazo, y la única manera es, sacando el máximo rendimiento a la AIE.

Jordi Carbonell. Productor en Produccions del Primer Cinquena, S.L

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.